jueves, 30 de junio de 2011

Música y Letra





Me exigen que te interprete,
que defina tu sinfonía abierta, que te adorne ,
yo, que tengo las palabras menos capacitadas y el alma recubierta de la tela de los sueños.
Describirte sin obscenidad no llegará a nadie,
no vale la palabra, gastada y malherida .
¡Ay amor!
 tú que viniste a mí de manera no desinteresada
para que yo prostituyera la tranquilidad de tus días
Tú, que me dejaste habitar tu cuerpo
 para llegar a tu corazón y hacerlo mío.
Si me dejas, tocaré las cuerdas de tus pechos
y las convertiré en canciones para amantes.

2 comentarios:

Tesa dijo...

Escribes muy bello, Isabe, y me gustaría tener más tiempo para pasarme por aquí con calma y degustar letras y fotos,cuando las hay.

Aunque lo hago a veces con nocturnidad y de puntillas, sin dejar mi rastro.

Qué pase un verano emocionante, en el que no falten las risa, el amor, la pasión y las confidencias a la luz de la luna.

Un abrazo,

hep dijo...

Eso mismo pienso yo de tí pero tú, además, tienes el arte, la esencia de combinar la creatividad y hacer algo único. Te admiro, aunque quede empalagoso, aunque suene a " te devuelvo el cumplido". Cada vez que te leo y veo lo que haces me llena ese hueco de lo que te hablaba antes, el de la creatividad combinada para crear algo único. Sé que me entiendes.


Yo también te deseo un verano amable contigo, con tus musas y tus descansos.

Ese abrazo compartido.