martes, 15 de febrero de 2011

vejez

10 comentarios:

frantic dijo...

Totalmente de acuerdo, querida. Sin embargo, a veces, aún tenemos pataletas de crías. Supongo que eso también ayuda a mantenerse joven, je je.

Un besote.

hep dijo...

Si, Frantic, justo hace poco alguien me comentaba algo sobre pataletas......están bien, sobretodo porque algunas consiguen lo que quieren. Otras no.

Como dice Mafalda " Si la vida empieza a los 40 y así parece, ¿ por qué nos hacen venir con tanta antelación? "
Un beso

Granny dijo...

Atrás quedan también las grandes preocupaciones por cosas pequeñas. Y una no puede evitar pensar en la cantidad de tiempo que perdemos aprendiendo a ser personas y a hacer uso del cerebro :D

Besos

Nanny Ogg dijo...

Esto... la de antes, soy yo :D

G a b y* dijo...

Me gusta lo que aquí transcribes Hep, tal vez porque estoy en esta etapa, en que me voy dando cuenta de qué cosas son realmente trascendentes y voy quedándome con lo que importa... mucha cosa incierta y vana, se va quedando en el camino, y está bueno, en tanto sirva para alivianar la mochila diaria.
Siempre un gusto leerte.
Gaby*

Carol Honorio dijo...

Me gusta tu sabiduría, y lo mejor es tu generosidad al compartirla, me has dado un Oasis en medio del desierto de la crisis de los 40, me quedan dos meses para cumplirlos, y gracias a tí, mi visión de esta situación ha cambiado, ahora lo veo todo más luminoso..........y prometedor.
Un besazo.

hep dijo...

Nanny, efectivamente, las grandes preocupaciones por las cosas que no son relevantes en nuestras vidas pasan a formar parte del catálogo de " nunca más o lo menos posible" .
GAby, creo que somos muchas las que estamos en esa etapa y como tú dices, hay que aligerar la mochila diaria.
Mi querida Carol, tu no puedes ver de otra forma que no sea luminosa.....tú, que ves la luz de esa forma tan especial.....YA verás, será mucho mejor de lo que piensas.

Un beso y un abrazo enorme a todas.

Tesa dijo...

Estoy de acuerdo, punto por punto y voy a cumplir 57 años. Si existieran los genios y le pudiera pedir un deseo, nunca le pediría volver a ser joven.

Ahora disfruto mucho de las pequeñas cosas, hago bastante lo que me da la gana, los hijos ya están más que criados... Y no tengo que demostrar nada.

Estoy serena, y sé lo que es importante:el amor, la salud, la amistad y saber disfrutar de los pequeños placeres.

Por suerte, tengo una curiosidad infinita y me apetece siempre experimentar y jugar...

Isa, me gusta muchísimo tu blog.

Te sigo, un abrazo,

hep dijo...

Mi queridísima Tesa......qué alegría " escucharte"......Donde tú estás quiero llegar, eso de lo que hablaba en el post anterior....a la paz que desprendes desde tus textos ilustrados. UN beso y abrazo enormes.

PULGACROFT dijo...

Hola hep,lo primero darte las gracias por tu visita a mi blog y tu comentario (me alegro de que te haya gustado el post).
Te escribo en este post tuyo porque se relaciona en cierta manera con el mío y me ha gustado mucho. Espero que Mafalda tenga razón (jeje), es cierto que ahora (ya te digo a 4 días de cumplir 40)creo que empieza una etapa muy interesante aunque también con miedos y dudas, de esas que quizás nunca lleguen a disiparse pues son inherentes al ser humano, así pues vamos allá....

(iré mirnado tu blog poco a poco, me gusta y te enlazo en el mío si no te importa).
;)