miércoles, 12 de mayo de 2010

Todo bajo el cielo

















Aún me gusta leer libros de papel.
Anoche, después de venir del cine, terminé las páginas que me quedaban del libro de MAtilde Asensi " Todo bajo el cielo" . Quizá alguno de vosotros lo haya leído. No a todo el mundo le gusta la forma de escribir de esta mujer a mi , sin embargo, me encanta. ME apasiona la forma que mezcla la aventura con la Historia y cómo hace asequible algo que de otra manera se haría pesado y se convertiría en una lista de nombres y fechas. Leer a Matilde Asensi es tener la garantía de que vas a verte involucrada en las mismas peripecias que los personajes del libro , disfrutar, sufrir, correr , amar igual que ellos. Pero lo que más me gusta de leer a esta mujer , de su maravillosa forma de escribir es que me lleva a descubrir países, lugares , filosofías y mil cosas más de las que antes sólo tenía una ligera o nula idea. Tengo todos sus libros, algunos con el plástico aún puesto. Los compré a medida que iban saliendo aunque no tenía tiempo o ganas de leerlos, no quería perdérmelos.

Me encanta leer, y no me limito a una parte de la literatura, puedo leer un par de libros al mismo tiempo y uno ser una biografía y el otro un ensayo o una novela histórica, me gusta muchísimo ser parte de una historia bien contada. Yo creo que los libros son sólo papel impreso hasta que los lee la gente, por mucho esfuerzo y trabajo que le haya costado al escritor o escritora, los años , las ideas, las horas al ordenador o a mano, unas palabras escritas son eso, palabras, hasta que el lector les da forma , sentimiento, vida en su cabeza y las convierte en historias personales en vivencias únicas y diferentes.

No sólo me gusta Matilde Asensi, claro, pero con ella me olvido de los problemas, de las noticias, de las cosas que no me hacen sentir demasiado bien. Y lo mejor de todo es que me hace querer investigar y saber más sobre lo que escribe y , en este caso, muy especialmente sobre la cultura china, la filosofía, la Historia, el Taoísmo. Ya he empezado.
Recuerdo que cuando G empezó a estudiar Feng Shui y gastaba montones de dinero en libros, en herramientas, en cursos , en seminarios en media Europa yo pensaba que , quizá, era un poco desmesurado pero lo entendía y me gustaba escucharla hablar de los resultados que obtenía, de hecho me hizo un estudio antes de obrar mi casa , al comentar con algunas personas de mi entorno los estudios de G ( en China, el Feng Shui es como aquí arquitectura, una carrera durísima y muy larga ) lo comparaban con una secta, supongo que por miedo a lo desconocido. Ahora, después de leer este libro me han entrado unas ganas locas de saber más, de aprender más Tai Chi ( hace años que G me enseña posturas y yo la imito ) y la historia de los hexagramas, la filosofía, la filosofía......todas las religiones deberían ser eso, filosofías.

Animo a cualquiera que desee desconectar, pasar un rato precioso leyendo y formando parte de una aventura fantástica, a leer , a coger un libro.

6 comentarios:

Maribel dijo...

Pues lo tengo en la estantería ahora mismo :)
Así que si me lo recomiendas, será de los próximos.
Un beso, guapa

frantic dijo...

¡Ay! Los libros... Llenaría páginas enteras hablando de mi pasión por la lectura y no sólo de libros. Revistas, periódicos, carteles, todo lo que tenga letras me atrae de manera irresistible.

Como anécdotas te diré que, en las salas de espera, me he llegado a levantar para leer un cartel que está en el otro extremo; cuando era pequeña, mi madre se ponía de los nervios cada vez que me paraba a recoger un papel del suelo sólo para leerlo y, un día, una de mis jefas me echó una bronca monumental (con toda la razón) porque mientras ella me estaba hablando yo estaba leyendo una nota que ella tenía sobre la mesa.

No puedo evitarlo, es un vicio. :)

Tesa dijo...

Pues a mí me pasa como a frantic, leo hasto los sellos, por dios qué vicio.

Soy de las que no lee a Matilde Asensi pero porque tengo tantos libros que me interesan más que no puedo leerlos a todos...

Yo sí tengo en cuenta el Feng Shui, siempre que puedo, y adoro las filosofías orientales, aunque luego las adapto a mi manera, me interesan mucho.

No podría vivir sin leer.

Un beso,

Nanny Ogg dijo...

Me temo que yo me cuento entre los no seguidores de Matilde Asensi. Me he leído un par de cosas de ella... y eso que me he leído dos o tres novelas suyas. Pero, nada, no me acaba de llenar en ningún sentido. Así que he dejado de intentar leer más cosas suyas que tengo mucho por leer tanto conocido como desconocido :D

Ahora mismo me estoy leyendo dos libros: uno electrónico y el otro en papel... aún no sé ni cómo lo hago pero el caso es que lo hago :D

Besos

lunares dijo...

Me detecto entre tus palabras. Soy de las que lee varios libros a la vez. Y, si le han gustado, siento unas intensas ganas de conocer en profundidad algún tema planteado en ellos.
Me muestras otros mundos, otros universos, otros pensamientos.
E indudablemente, aprendo.

PULGACROFT dijo...

Uyy qué ganas me has metido de leer este libro.
De Matilde Asensi no he leído nada, me regalaron "El último Catón" y aún lo tengo pendiente.
De éste que comentas me atrae sobretodo lo de la filosofía oriental, el Tao, el Feng shui...es cierto que cuando lo hablas con gente que no le atrae el tema te miran con cara rara...en fin ya estoy acostumbrada...
Me interesan mucho los temas del Yoga, de la Meditación, del Zen, los Mandalas...son cosas que por cierto descubrí con mi gente de Málaga y que me llenan de una manera distinta a todo lo conocido hasta ahora.
Así pues tendré muy en cuenta esta recomendación.
Ahhh estoy totalmente en contra de los libros electrónicos ( y mira que me gusta la tecnología), me parecen una auténtica aberración: yo disfruto de su papel, de su portada, de su olor, de tenerlo entre las manos, de tocarlo, de sentirlo a la vez que lo leo....uff no puedo con los ebooks esos...
;)