miércoles, 22 de abril de 2009














Hoy tenía pensado hablar sobre la incomunicación entre las personas pero las intenciones , a veces, cambian, aunque quizá lo que voy a contar tiene mucho que ver con eso precisamente.

Hoy, he sufrido una agresión física por parte de un “ señor “ holandés de alrededor de 70 años que no ha tenido mejor reacción al salir yo a reprender a sus nietos por estar golpeando con la pelota en la pared de mi casa, que darme un puñetazo en plena cara. La historia es bastante más larga y penosa. Estoy bien, que nadie se preocupe , no podré masticar por el lado derecho en un par de días pero duele más el alma, la incomprensión, el shock de estar viviendo algo así y hacerlo en presencia de niños . Niño que , asustados al ver a la policía tomandole los datos a su abuelo, ha corrido , llorando, para pegarme por “ hacerle eso” a su abuelo . La imagen de ese pobre niño se me ha quedado grabada. También la de ese “ hombre” ( no puedo dejar de poner cualquier cosa que haga referencia a él entre comillas, lo siento ) cuando dirigía su puño hacia mí.

No se puede permitir este tipo de cosas.

No solamente no ha reprendido a los chavales y se los ha llevado pidiéndonos disculpas a los del bloque afectado, me ha insultado y golpeado delante de ellos: “ eh , chicos, esto es lo que hay que hacer “. Para colmo de falta de respeto , la mujer del energúmeno, es decir, la energúmena, cuando he llamado a la policía, se me ha encarado a un centímetro de distancia y , además de escupirme su saliva apestosa a alcohol en la cara, y casi rozarme con la esclerótica de sus ojos desorbitados, me ha gritado “ you , lesbian! “ . A lo que yo le he contestado: “ dígame algo que no sepa , no me ofende con eso” . El “ tan hombre” huyó del lugar cuando supo que la policía venía…..en fin, como decía al principio , creo que esto tiene que ver con la incomunicación de una forma u otra. ( Y con que esa pareja está formada por dos animales homófobos, irrepestuosos y maleducados, vaya… unos malnacidos, por no decir hijos de putas porque no conocemos a sus madres )

Lo peor es ver que no mucha gente se levantó de las terrazas de la playa donde estaban tomando su cerveza para ayudar o parar al agresor y los que han dicho algo, que no mucho, han sido españoles.
Toda mi vida adulta he trabajado por y para el turismo, con personas de muchas nacionalidades y no tengo predilección por ninguna: tengo clientes holandeses maravillosos, de los mejores, de los más educados, ayer, precisamente, recibi a dos de mis favoritos en uno de los apartamentos , por tercera vez en dos años : la directora de la oficina de turismo en el norte de Holanda .Mis últimos vecinos de los que he hablado en alguna ocasion aquí , también son holandeses . No se trata de demonizar a un país por el comportamiento de algunos individuos ( cómo quedaríamos nosotros! ) y hoy , mientras hacía la declaración al guardia civil, charlaba con él sobre esto .Yo me he quedado pensando en lo que hacen los turistas fuera de su país y en qué nos ocurriría a nosotros fuera del nuestro en una situación parecida. Él me ha puesto un ejemplo muy gráfico : “ por pillarte con 10 gramos de hachís, aquí te ponen una multa y en otros países te meten en la cárcel y por una agresión puede pasar al contrario , depende de las leyes del país “ .


Hace unos días me alegraba mucho por estar de vuelta en Nerja y lo sigo estando aunque también es mala suerte que en 22 años aquí no me haya ocurrido nada parecido y me pase cuando tengo tantos deseos de volver de mi exilio. Pero nada me va a quitar las ganas, ni siquiera el dolor de dientes que tengo.


Tenemos acceso a cualquier información mejor, más rápida y con más versiones que nunca, pensamos e imaginamos que hemos superado muchas cosas, muchas creencias , que estamos por encima de muchas cosas pero en el fondo seguimos siendo un poco primitivos. NO hablamos con nuestros vecinos y mucho menos escuchamos pero sí lo hacemos con personas que solo conocemos a través de esta telaraña , a miles de kmts. Quizá sea el miedo a ser tal y como somos en el trato cara a cara y en la protección que nos ofrece hablar sin mostrar nuestro físico, nuestras inseguridades. Hemos dejado aparcada la palabra para echar mano de la agresividad, tanto verbal como física.
Yo no soy ninguna mosquita muerta, no me quedo callada y tengo una mala hostia que tira pa´trás, sobretodo cuando observo alguna injusticia o me tocan la fibra, pero no aguanto la violencia, no la tolero.
Y hablando de justicia. El agente que me ha tomado declaración ha sabido tranquilizarme, darme conversación para que me olvidara un poco del asunto y , en un momento dado, me ha dicho una frase que , por mil veces escuchada no me ha hecho tanto efecto como hoy : “ lo legal y lo justo no siempre coinciden” .

Bueno, ya os he contado mi batallita de hoy. Queda un sabor amargo de todo esto pero esto también es la vida. Y algunas no estamos dispuestas a que nos la jodan más de lo que ya lo hacen las hipotecas, la crisis de los cojones, la falta de trabajo y la sinrazón humana.

Y mañana me pienso comer una ración de sardinas y otra de gambas a la salud de la vida, de la buena. Eso sí , por el lado izquierdo de la boca,

3 comentarios:

iralow dijo...

¡mi niña! joer, cuanto cafre suelto!
Muy bien hecha esa denuncia, que no hay que dejarse pisar...la madre que...una patada en los webos para corresponder...si es que...a ver si te veo y te doy un achuchón...

besotes tan grandes como vos

Tesa dijo...

No dejes que unos cafres empañen la alegría de volver a Nerja, espero que te quedes, pues creo que es tu lugar en el mundo. Uno es de donde quiere, faltaría más. Te lo dice una madrileña errante, que ha vuelto a Barcelona, la ciudad que más quiere a cambio de algunas concesiones. No me he arrepentido.

El miedo y la falta de autoestima es un generador de violencia. Esa pareja dan lástima porque están llenos de complejos y no podrán nunca disfrutar como tú de los pequeños placeres como esa marvillosa luz de la foto de abajo, un paisaje, los animales, una caricia entibiándose al sol, esas sardinas, ufff me encantan, pero en casa no las hago por el maldito olor.

Espero que pronto estés sin dolor y sin huellas de esa agresión.

Disfruta de este regreso, hep.


La foto muy tierna.

Cuídate.Besos.

Maribel dijo...

madredelamorhermoso!!!
me dejas epatada, de verdad.
por desgracia la agresividad verbal es bastante frecuente, pero el que te peguen un puñetazo me parece de juzgado de guardia.
tómalo como un acto de un pobre hombre que si solo puede comunicarse con el mundo de esa manera es porque tiene una vida que es una mierda... la lástima es que no la viva en el pico de un monte...

Cuidate guapa. Y cuando te vayan a pegar un puñetazo, mueve la cara que esto seguro que lo has visto en mil pelis de Eastwood...

un beso grande