lunes, 3 de noviembre de 2008

Reflexiones obligadas.















Sabía lo que eran los altibajos de casi todo tipo: emocionales, sentimentales, económicos, sociales.

Sabía qué era una crisis, pero de las otras.

Sabía qué era dar marcha atrás o frenar y empezar desde menos cero.

Yo pensaba que sabía de casi todo. Qué ignorante!

A esto le deben llamar fracaso de tipo social y económico.
Sé que no es tan grave, como algunos dirán , sin embargo la sensación es de llegar al final de un camino y encontrar que el puente para cruzar el acantilado no está. Sí, si, puedo desandar el camino , lo malo es que he tardado 22 años en construir este.

Las vistas desde mi escritorio empiezan a echar de menos mi mirada.
Tendré que acostumbrarme a vistas nuevas.

Al final, un día, el sol habrá de salir.

Buena semana a todos. A ver si , por lo menos, el otoño nos es devuelto.

3 comentarios:

Jinete Pálido dijo...

Los días mejores vendran, no lo dudes...necesitamos de estos días para esperar los otros días...los buenos de verdad...

Saluditos...

Nanny Ogg dijo...

La vida va así, temporadas buenas, temporadas malas, temporadas de ni fú ni fá (que yo incluiría en las buenas, todo sea dicho...). Pero todo pasa, ya lo dice el refrán: no hay bien ni mal que cien años dure... ni cuerpo que lo resista.

Besos

Bea y Gema dijo...

Sin embargo, cosas de la vida, te encuentres como te encuentres, formas parte de nuestra realidad feliz y contamos contigo también en esos momentos en que nuestra realidad no sea tan eufórica. Eres para nosotras de esas personas que hacen sentir seguro el paso para cruzar los puentes de la vida y no dudar de haberlo hecho una vez los hemos cruzado.

Te queremos mucho. Millones de besos y abrazos.