miércoles, 12 de noviembre de 2008

Otra vez de animales















Esta vez, un burrito, de tamaño enano que Simona ( sí, otra vez ella, siempre ella ) llevaba viendo semanas atado en la ladera de una loma, sin comida y sin agua, dia y noche, bajo la lluvia y sin poder asentarse equilibradamente , por culpa del terreno. Simona se puso en contacto con el dueño ( no me sale llamarle ni siquiera humano, tampoco dueño ) y éste la mandó a , ya os podéis imaginar dónde. Le amenazó con llamar al Seprona, ( la hija de este energúmeno, para más inri, es veterinaria ) cosa que hizo, no sirvió de nada. El burrito cayó atado, como era de preveer , por la ladera y se hizo unas heridas horribles en el lomo, patas y casi todo el cuerpo. La historia es muy larga, y me hace daño contarla, pero tengo que hacerlo, así que abreviaré. Simona le pidió al hombre que le vendiera el burrito, ya que gratis no se lo iba a dejar llevar. Le pidió 300 euros ( un precio desorbitado ) que Simona, lejos de rendirse, decidió recaudar escribiendo mails a todos sus amigos, contándoles la historia, pidiéndoles que donaran lo que pudiera cada uno.
Mientras, ella ha acudido cada día a curar al burro y a todos los estamentos posibles para que esta persona ( tampoco me sale llamarle persona ) pague por el maltrato a este animal. El Seprona estuvo en las instalaciones que tenía este hombre y aunque vió hacinados a demasiados animales en un recinto ínfimo y maloliente, no hizo nada. NO ha hecho nada.

Simona ha recaudado más del doble de lo que el hijoputa, cabrón y mamón le pidió y fue ayer a volver a curar al burrito (le ponía lejía para limpiar las heridas y alquitrán para " curarlas" ) . Se encontró la verja cerrada y le llamó por teléfono. Le dió evasivas y le dijo que volviera otro día. Simona saltó la valla y fue a curar al burro. Se lo encontró muerto, hinchado porque el malvado , inhumano y cerdo, después de haberle dejado comer tierra durante tanto tiempo, le puso un pienso compuesto y el burrito ha reventado de un cólico, como dice Simona: ha muerto de asco. Ha sido una muerte innecesaria.

Simona está muy afectada, pero eso le está dando fuerzas para poner todas las denuncias posibles y hacer que este individuo pague por lo que ha hecho. Aunque lo tenga que pillar por delito ecológico porque , encima , lo ha enterrado, a pesar de estar prohibido. Que la muerte de este burrito, sea la última de la que él sea responsable. Este tío no se escapará.

Hace un rato he llamado a Simona y no he podido articular palabra, sólo la he escuchado, emocionada y ofrecido mi apoyo para cualquier cosa.

Cuándo dejará de haber personas como este ........?ponedle vosotros el nombre.

Siento contaros estas cosas pero , sobretodo , siento tener que contarlas porque todavía ocurran. A ver si , a fuerza de contarlas mucho y de mover conciencias, se va extinguiendo poco a poco.


( el burrito no es el de la imagen, por fortuna, pero podría ser)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Una historia muy triste. Ojala que el hijoputa ese lo pague caro.
Un abrazo para ti, Hep

Anónimo dijo...

no sé qué decir!
qué inhumano!
puedes darle un abrazo a simona de mi parte?
otro para tí... como ves te sigo leyendo
anna

Nanny Ogg dijo...

No sé qué nombre ponerle pero, desde luego, lo de ser humano le viene grande.

Besos