lunes, 20 de octubre de 2008

Dedicación desinteresada













Simona vive en una casa en el campo donde , lo primero que construyó fue una cuadra para sus caballos y burros y con suficiente terreno donde sus perros y gatos disfrutaran de la vida. Simona se dedica , desde hace tiempo y entre otras cosas , a buscarle hogares a perros abandonados , ya sea aquí , en el país donde lleva 20 años, como en Alemania, donde nació.
En otra ocasión hablaré más largamente de ella ( hay mucho y muy bueno que contar ) pero hoy os dejaré una historia, llena de sentimiento , que puede dar muestra de cómo es mi amiga Simona.
Recoge perros abandonados y les da un hogar transitorio ( su propia casa, claro ) , los cuida, los cura, los quiere mientras les consigue un hogar. Y así pasó hace unos días. Había encontrado una casa de acogida para " Toto" en Alemania y , después de todos los trámites necesarios, Toto llegó a Alemania. Tres días después de estar en su casa nueva, se escapó y anduvo perdido durante tres días en el sur de Hamburgo intentando conseguir comida ( en Alemania no hay contenedores de basura abiertos en las calles ) vagando como un loco atravesando autovías y durmiendo a la intemperie a temperaturas muy bajas.Nadie lo localizó ni consiguió saber dónde estaba. Simona no lo soportó y , con el poco dinero que hoy en día tenemos cualquiera, cogió el primer avión a Hamburgo, llegó y se puso en contacto con un programa de televisión dedicado , exclusivamente, a animales perdidos o en busca de hogar. La gente llamó y pudieron intuir la zona por la que andaba. Simona ideó y puso una trampa para poder cogerlo. No durmió en dos días pero al tercero, Toto , desesperado por comer, accedió a la trampa y pudieron rescatarlo. Simona me describía ayer cómo se abrazó a ella como un bebé , sin soltarla sin separarse de ella.
Por supuesto, volvieron a Nerja los dos ( Simona se pasó el camino de vuelta en el avión llorando , pensando que no había cerrado bien el transportin de Toto , tal era la tensión y la tristeza que acumulaba).
Hoy Toto tiene un hogar y Simona un perro más ( y creo que van 10 ) .
Mis conocidos y queridos piensan que yo exagero con respecto a la defensa que hago de los perros y gatos.

¿Qué pensarían de Simona?

Gracias por ser como eres meine Liebe Simona.

Gracias a todos los que hacéis cosas, por pequeñas que sean , en defensa de los animales e intentáis proporcionarles una vida mejor.

1 comentario:

Tesa dijo...

Hola, hep, que conmovedora hitoria. Admiro a la gente decidida y mucho más si siente esa compasión por los animales, otra de mis debilidades.

Para ti y Simona una abrazo, achuchón para Toto que debe adorar a Simona.