domingo, 31 de agosto de 2008

Número 100










Hoy pretendía hacer un mini " repor" del Festival de las Tres Culturas " de Frigiliana y contaros el que es, para mí, uno de los más bonitos que he visto ( en realidad no hay muchos que unan a las tres religiones , si no más importantes o populares, quizá sí las más conocidas ( no ? ) . En fin, que me encanta este pueblo porque se involucra en lo que hace, sobretodo a la hora de participar disfrazándose o decorando balcones y ventanas con estandartes, banderines y todo tipo de telas para que parezca que de verdad estamos en la época del medievo.
Os emplazo a que entréis en la página del festival o en la de Frigiliana y os déis un paseo . Aquí os dejo algunas fotos que hice el primer día y cuando aprenda a subir vídeos, cargaré algunos de los puestos del mercado con todo tipo de quesos, dulces, panes, chacinas, manualidades, etc.

Cómo decía, hoy pretendía hablar largo y tendido sobre el festival y la cantidad de actuaciones que han tenido ( aún tienen ) lugar ,pero se ha cruzado en mi camino " Luna " y no puedo evitar contar su pequeña historia.

Luna tuvo varios hermanos al nacer y como sus dueños no querían tantos animalitos por casa, decidieron llevarlos en una caja de cartón a una clínica veterinaria de Nerja donde, muy generosamente, Expedito y su equipo, se encargan de buscarles casa
( algunos piensan que es cruel que estén en una jaula exibiéndose al público, igual que lo de castrar animales es " contranatura" : yo , a estos , les digo que si no hubiera sido porque así lo hacen,( lo de exponerlos en la jaula a la entrada de la clínica ) ni mi preciosa y cariñosa " Cari" ni mi lindísima " Cosi" , formarían parte de mi familia hoy en día ) .
Con tan mala suerte comenzó Luna su andadura por la vida, que la persona que los trasladaba a la clínica en moto, tuvo un pequeño accidente y todos cayeron por el suelo, conductora incluída la cual se partió una pierna. Los gatitos corrieron diferentes suertes y Luna quedó algo......torcida. Si, sí, he dicho bien. El pobre animal quedó con una lesión en el cuello que le impide ponerlo recto.
Quisieron sacrificarla porque pensaron que no iba a superarlo pero , afortunadamente le dieron unos días de oportunidad. Hasta que la vió, en una de esas jaulitas, la madre de mi amiga Anke. Frieda soy yo con 70 años en lo que respecta a animales. Vió a Luna, la tomó en sus brazos, escuchó su historia, se hinchó de llorar y tomó una decisión.

Hoy , domingo 31 de Agosto, Luna vuela a Bremen con pasaporte, chip y familia nuevas. Qué vida más bonita le espera.

Vincent Van Gogh dijo algo parecido a " El amor es eterno. Su aspecto puede cambiar pero la esencia será siempre la misma"

7 comentarios:

luisfano dijo...

Preciosa historia la de Luna... con un final a la altura de esa carita "torcida" que luce... eres de una especie en extinción Hep... sigue contando cosas que hay gente que disfruta leyéndolas... un abrazo, Luis

Gaviota dijo...

Hermoso escrito

Tesa dijo...

Luna es preciosa y sólo podía dar con gente preciosa como la madre de tu amiga y cómo tú. Me encantan todos los animales, pero tengo debilidad por los gatos.

Aunque las fotos de ese pueblito encalado y la referencia a las tres culturas que una vez convivieron en España también tiene su encanto.

Mi gata Nina se estresó mucho con el cambio de domicilio, pero ya está feliz, aquí a mi lado, poniendo posturas amorosas para que la mime.

Un abrazo, hep

hep dijo...

Luis : querido amigo paisano, espero que haya mucha más personas que , como yo, respeten a los animales. Ojalá no nos extingamos nunca. Un beso y n abrazo grandes a toda la familia. Déjate ver más y cuéntame si tu dama ha emprendido la aventura de las palabras.

Gaviota: gracias por pasar, me alegro que te guste.

" Morera" : yo también tengo debilidad por los gatos, aunque cuando Leah ( mi perra ) llegó a mi vida, mi amor empezó a clonarse y repartirse.
Teniendo a alguien como tú, no dudo que Nina se haya acoplado y ubicado enseguida a su nuevo hogar. Aunque dicen que son más territoriales que de las personas, yo no lo creo. Sólo necesitan un par de días para acostumbrarse a olores y sitios nuevos pero mucho más para adaptarse a nuevos dueños. Y sí, los gatos son cariñosos, aunque haya algunos que todavía lo duden.

Un abrazo Tesa y , de nuevo: feliz nueva andadura.

cuandomequieras dijo...

en mi primera visita a tu blog, casi me has hecho llorar con la historia de Luna. El sufrimiento de los animales es una cosa que no puedo soportar, y esas pequeñas historias me llegan al alma.
Por cierto, he estado en Frigiliana de vacaciones varias veces (aunque yo soy del Norte), me parece un pueblo precioso.
Creo que vendré por aquí de vez en cuando. Un abrazo.

Gaviota dijo...

verdadermente es precioso tu pueblo...y tu corazón...tengo muchas ganas de verte...yo también vivo con una luna y sí es cierto que son especiales, en mi dibuja cada día una sonrisa.Un beso,chiqui.

Anónimo dijo...

vuelvo de vacaciones buscando tus últimas "cosas" y de nuevo me tocas el corazón. quiero llamarte, pero mientras venzo la pereza, te mando un beso y un abrazo. anna