sábado, 31 de mayo de 2008

Dibuja en el aire






Hoy sentí que el aire decía , a gritos, mi nombre

Y también me gritó el maletero del coche , exactamente el hueco donde mi parapente duerme el siesto impuesto.

No tuve más remedio que salir de casa , de la comodidad de la costumbre y obligarme mirar el trasero de mi coche como ese deseo incompartible.
Saqué la cometa con forma y uso de parapente y le dí libertad semi controlada .
Me bailó desenfrenada y aritmicamente antes de librarse de mis manos y emprender vuelo propio.Libre de verdad , por primera vez. Sabía que me tocaría devolverla a la realidad del suelo en unos minutos, después de un breve descanso en las ramas de cualquier sauce juguetón ,pero nada me haría interrumpir ese momento.

Cada cosa a su tiempo .

Lo que es de disfrutar lleva su tiempo.

Y yo no soy quién para robarle ni un segundo.

miércoles, 28 de mayo de 2008

El lugar donde se cocina amor

Las amas de casa deberían tener un sueldo, sobretodo por que si lo tuvieran, yo decidiría quedarme en casa cocinando la mayor parte del día. Es lo que más me gusta: desbordar mi creatividad mezclando ingredientes imposibles para sorprender a mi familia y amigos. No hay nada comparado con partir un trozo de queso y abrir una botella de buen vino mientras termino de preparar la cena y los invitados van llegando y reuniendo en la cocina al calor y olor del hogar.

El día que hago magdalenas me levanto muy temprano. Es el único día que no tengo que levantar a Mac de la cama, ni siquiera llamarle. El olor del horno invade toda la casa y hasta parte del vecindario y actúa como hipnótico despertador para todos. También acude ella , con su moño recién peinado y la sonrisa recién puesta, con el delantal de antaño dispuesta a echarme una mano en la cocina y a vigilar que respeto la antiquísima receta que ella me enseñó y que aprendió de su madre. A veces no se las apaña con la vitrocerámica o con la cantidad de utensilios y electrodomésticos desconocidos para ella, pero le encanta abrir los cajones y dejar que, con un pequeño empujoncito, se cierren solos sin hacer el mínimo ruido. Sonrío sin mirarla. O se ríe a carcajadas insonoras metiendo comida congelada en la caja cuadrada y esperando que la campanita le diga que ya puede sacarla descongelada. O como el día que descubrió, por fin, dónde estaban los botones de la campana de extracción encima de la isla. “ y por qué se llama isla? “ Cuántas veces abre la enorme nevera y se queda delante de ella mirando , sorprendida,el interior como si no creyera que cupieran tantas cosas en ella. Y se maravilla del espacio que ahora tengo y de que podamos trabajar juntas sin molestarnos y del cajón con todos los cubiertos y cuchillos en perfecto orden . Yo siempre actúo como si no la viera, como si no me afectara su presencia pero solo con ella mi cocina vuelve a ser ese lugar de encuentro donde , de pequeña, volvía del colegio y entraba corriendo en la cocina para que “ abu” me colocara el delantal que la tía Pepa me había hecho a medida con la “ alfa”. Había un placer oculto en mancharme y embadurnarme de harina para dar fé de que yo había contribuido a preparar la cena o la comida. No me extraña que se sorprenda de la enorme cocina y los aparatos que utilizamos ahora, pero no se arredra, ha aprendido a utilizarlos todos. Lo cierto es que cocinar con ella a mi lado es garantía de que todo va a salir bien, de que la tradición sigue intacta , al igual que lo sabores .
Tengo la certeza de que en la cocina pueden ocurrir los más bonitos milagros por eso es el sitio de la casa donde más tiempo paso y más disfruto .

Para Abu

viernes, 9 de mayo de 2008






La ecografía es la primera fotografía de la vida que vulnera nuestro derecho a la intimidad.












----------------------------------------------------------------------------------

domingo, 4 de mayo de 2008












Mis gatos deben quererme mucho y no sólo porque se me acurruquen al lado o encima de las piernas cuando me siento en el sofá.
Me traen regalos. Si , si, regalos,sobretodo Peki y Cari porque Anni se pasa la vida durmiendo o comiendo hierba.
ME han traído de casi todo : desde cucarachas hasta ratones no más grandes que mi dedo pulgar , pasando por decenas de saltamontes , pájaros que casi no se han independizado del nido y algunas criaturitas invertebradas más. ( Algún día me traerán el grillo del que hablaba anoche )

He adquirido un modo de salvarles la vida a todos ellos ( si me las traen mientras estoy en casa, claro )
la técnica es la siguiente: Cari y Peki entran a toda leche por la puerta de la terraza. A veces lo hacen simplemente jugando al "correcorrequetepillo" pero cuando se van directamente a la cocina y no les escucho comer , sé que tengo que levantarme. Normalmente llego cuando juegan a fútbol con el animalito de turno y aún vive , averiguo de qué animal se trata y, antes de que se pierda por los entresijos de los armarios, latas, cubo de basura, de las latas, vidrios, aluminio y papel, lo localizo, les pido que lo dejen en paz ( a lo que , extrañamente me hacen caso ) y le echo por encima el primer paño de cocina que coja. Lo cojo , a través del paño, salgo a la terraza y lo dejo caer unos 3 metros hasta la selva tropical que tengo por bancal ( hoy me está saliendo casi todo rimado) . A algún saltamontes lo he cogido sin paño siquiera y ha habido pajaritos a los que no he podido salvar ( anoche mismo , me dejaron en el suelo del pasillo al volver del paseo con Leah las pruebas de la masacre: una cabeza decapitada solita, solita , casi imberbe, mirándome fijamente desde el suelo ,con las dos patitas debajo de ella , una a cada lado. Joder, que parecía una versión alada de la bandera de los piratas ....qué mal rato pasé ) .
Pero lo de esta noche ( hace escasamente diez minutos ) no tiene nombre. Bueno sí, " mantis religiosa" . Madre mía!!! En cuanto he visto movimiento gatunil en la puerta de la terraza, he empezado a ponerme nerviosa pensando el papel en el que me habrían envuelto el regalito de esta noche, me levanto , enciendo la luz del salón y observo a una digna y enorme mantis religiosa ( habéis visto cómo andan ? ) que más bien parecía una dama de la aristocracia miniaturizada atravesando mi salón, escapando de las zarpas de dos gatos juguetones. No sabía si me estaba pasando de verdad o los cigarrillos estos importados de Jamaica me estaban jugando una mala pasada. Cómo leches cojo a una mantis religiosa sin hacerle daño? Al final, como a todos: servilleta de papel encima, recogida del suelo con toda la delicadeza del mundo y billete gratis de vuelo en caída libre sobre el bancal. Servilleta incluída.

Eso sí, me han dado ganas de, en vez de la servilleta de papel, echarle una de tela bordada a mano. Me lo habrá perdonado.

Buenas noches y buenos anhelos.

sábado, 3 de mayo de 2008



















Hoy he escuchado al grillo por primera vez este año

aún lo escucho

hoy he escuchado la primera vez la palabra oligarca cuatro veces en el mismo reportaje

hoy he echado de menos a un montón de colegas y amigos fotógrafos haciendo el chorra después o antes de las conferencias congresiles

y he hablado de la pérdida de una persona cercana casi con humor

hoy sentí tu ausencia oral

y la física también

hoy es más de ayer.....

viernes, 2 de mayo de 2008