viernes, 8 de febrero de 2008

















Somos tan capaces de darles mil vueltas a cosas importantes como a las que no tienen la mínima importancia. El ser humano tiene la capacidad de complicarse la vida cuando , aparentemente, las cosas son más fáciles. La vida podría ser mucho más fácil si sólo afrontáramos los problemas que no nos buscamos nosotros, es decir si no produjéramos los problemas.

En fin, pensamientos trasnochados , esta vez sin adulterios verdes jajajajajjajaja . He pasado unos días complicados, si, complicados y quizá los he provocado yo pero he salido más fuerte y con algo muy valioso y bonito dentro de mí, además de las enseñanzas esas de todo a cien que cada momento difícil te aporta cuando lo solucionas.

Un amigo me dijo una vez cuando le comenté que estaba pasando una mala racha : " me alegro de que lo consideres una racha por que tiene un final a corto plazo, igual que las rachas buenas".

Hoy quiero enseñaros a mi " medio nieto". No tendría niños, tal vez soy egoísta , quién lo decide? , ya lo he dicho alguna vez: amo mi vida y tengo suficientes responsabilidades de las que tirar , pero cuando Vincent Elías sonríe se me ilumina la lucecita que debo tener en algún sitio e intento no pensar qué mundo le va a tocar vivir.

Un abrazo a todos , especialmente a Víctor y Pili que han tenido a Victoria. MUack!

2 comentarios:

celuloso dijo...

Gracias por acordarte de nosotros ¡TRES!

No me extraña que no se te ilumine la cara con ese medio-nieto tan guapo...

La vida no es mas que un ratito, pero con esa iluminación se hace el ratito mas agustito...

Un abrazo Hep.

Victor

nati dijo...

Hola guapa!!! Ese medio nieto es un encanto...siempre es mejor ser abuela que madre...porque los puedes mimar y queres y la resposabilidad gorda la tienen otros...yo es que soy un poco bruta en mi visión del mundo....jejeje

Hacia dias que no te saludaba, he pasado a dejarte un abrazo. Nati