sábado, 25 de agosto de 2007

Reconócelo!


















En el fondo sabes la causa de tu situación pero , a veces , nos gusta recrearnos en las miserias adoptadas como propias y originales y , otras, intentamos adornar la realidad con trapos de colores .

Sabías que era lo mejor que podía pasarte , antes de involucrarte tanto que te doliera el doble , qué digo? el quíntuple de lo que ahora sentías pero no por ello te era fácil. Nadie tendría el derecho por encima de tí a decirte que no debías sufrir, que no era para tanto.

Tu dolor dormía en la fuerza de tus sueños rotos y eso nadie podía arrebatarlo. Pues vaya ventaja, no te jode? .Eras consciente de tu parte del pastel pero no ibas a dejar que no te permitieran , siquiera, dolerte por el sufrimiento de sentirte no querida, rechazada.
------------
No.
No, no, no quiero aceptar esta mierda de realidad que me escuece. Mierda karma o mierda destino. Mierda todo, embadurnado hasta el apuntador, sí. Quiero salpicar de mierda las paredes que me agobian y se hacen fuertes. Qué cabrón es el sinsentido. Con lo bien amueblada que he tenido siempre la cabeza y que jueguen conmigo a las damas con la cordura. Y una mierda! Mierda para el que lo intente.

No consigues nada perdiendo los papeles, sólo eso, perderlos.

No quiero llorar más, no creo tener tanta capacidad de llanto y de agua salada para hacer frente a lo que mis lágrimas demandan. Y es que, estoy tan cansada......cansada hasta de mí, de mi propio dolor, del ajeno ni hablamos.

de aquí hasta donde no has marcado....todo recto, sin humedades prosaicas ni lamentos añejos, hostias!!!!

cuándo vuelves a ser tú? si , incluso te echas de menos, serás gilipollas?

Nada, ni despierta! , ni levántate! , ni sonríe al día!, ni nada de eso. Si necesitaras oirlo no ahorraría ánimos, pero te jodes! Tú no eres de esas. O sigues o te jodes, no hay mano sobre el hombro.

Si, si , nunca quitaré razón al argumento asqueroso y aplastante pero , joder, es que cuando no se puede, no se puede...y ni mi puta conciencia que parece haberse leído todo los libros del misógino Freud, tiene poder sobre mí.

Rueda, puta vida, rueda. Un día te alcanzaré y demostraré que no eres tan poderosa.

No hay comentarios: