martes, 28 de agosto de 2007

Alguien da más?


















Quedarse sin trabajo a los 40 es una putada.
Una putada que da miedo.

Aunque , a mí, la verdad es que pocas cosas en mi vida me han producido miedo o inquietud, llega una edad en la que te planteas todo mucho más:

Yo queria que el trabajo que tenía me durara toda la vida hasta poder realizar mi sueño de construir un hotel rural pequeñito en Extremadura y terminar allí mis días, con mi amor.

Yo quería que mi última relacion fuera eso, la última, la definitiva. Lo deseaba tanto.

Casi nada es como lo pensamos o deseamos.

Yo quería tantas cosas.

Lo malo de esto es que, si te quedas sin trabajo aunque sea a los 40 años, estando felizmente enamorada y sin tener más frentes abiertos, lo llevas de una forma mucho más relajada, te apoyas en todos, sobretodo en tu pareja para que te dé ánimos, te sientes arropada, comprendida y querida. Duermes más relajadamente, con más ilusión, incluso pueden nacer proyectos nuevos en pareja, decides adelantar los sueños y la jubilación anticipada, decides que quieres vivir un poco más y hacer lo que siempre has deseado. Tienes tanta fuerza, te da tanta fuerza el amor que te sientes capaz de todo.

Y por qué no hago o tengo todo eso , igualmente , sola? Preguntarán los que me quieren...

POr que no tengo fuerzas, ni ánimos, ni ilusión. Se me han agotado.


Pero imagino que mi vida no acaba aquí. Todo va mal ahora, es cierto. Si todo podía ir peor, ha ido, pero esto no acabará conmigo. Es una prueba más de la puta vida esta.

A veces me pregunto por qué a algunos la vida nos ha puesto tantas pruebas y a otros se la ha hecho tan fácil. Quizá no me merecía más o no he hecho por que me vaya mejor, no sé. No quiero ser tan derrotista, que luego se quejan mis amigos. Pero es que....hay que joderse la cantidad de cosas que me están pasando en el último año.

He perdido la confianza en muchas cosas y se me han venido abajo muchas torres. Algunas de ellas sustentaban mi vida.Quería que fueran mi vida y lo fueron, durante algún tiempo. Demasiado corto.


P´alante, no? No queda otra.

sábado, 25 de agosto de 2007

¿Y si , un día, soy capaz?

















Qué lleno tengo el jardín de sentimientos desperdiciados, de miradas extraviadas y de pensamientos que no han pasado del muro donde trepa la yedra.

Algún día he de dar una patada en el suelo y levantar el polvo que me ha producido tanto asma mental. De una vez.
Y para siempre.

Qué fácil es programar los cambios en la cabeza, imaginar otra vida, otro aire más respirable....Qué agradable resulta soñar lo deseado y dejarse bailar por la música de las hojas viejas, caducas. Al final , dónde reside la fuerza?

POder puedo, querer quiero, entonces...qué me falta? qué más necesito? Ah, claro!, la valentía. Si ni siquiera sé como se conjuga!

Cuánto tiempo más quiero echarle al cuerpo, a las arrugas, a las ganas, al deseo?
Qué difícil es desvincularse de la costumbre y del amor anclado en la no pasión!

Un día.....un día
Será el día.

Pero ahora.....

me ha dado frío, me voy dentro.

De nuevo , gracias amiga Nati. Tus fotos son mis palabras.

Reconócelo!


















En el fondo sabes la causa de tu situación pero , a veces , nos gusta recrearnos en las miserias adoptadas como propias y originales y , otras, intentamos adornar la realidad con trapos de colores .

Sabías que era lo mejor que podía pasarte , antes de involucrarte tanto que te doliera el doble , qué digo? el quíntuple de lo que ahora sentías pero no por ello te era fácil. Nadie tendría el derecho por encima de tí a decirte que no debías sufrir, que no era para tanto.

Tu dolor dormía en la fuerza de tus sueños rotos y eso nadie podía arrebatarlo. Pues vaya ventaja, no te jode? .Eras consciente de tu parte del pastel pero no ibas a dejar que no te permitieran , siquiera, dolerte por el sufrimiento de sentirte no querida, rechazada.
------------
No.
No, no, no quiero aceptar esta mierda de realidad que me escuece. Mierda karma o mierda destino. Mierda todo, embadurnado hasta el apuntador, sí. Quiero salpicar de mierda las paredes que me agobian y se hacen fuertes. Qué cabrón es el sinsentido. Con lo bien amueblada que he tenido siempre la cabeza y que jueguen conmigo a las damas con la cordura. Y una mierda! Mierda para el que lo intente.

No consigues nada perdiendo los papeles, sólo eso, perderlos.

No quiero llorar más, no creo tener tanta capacidad de llanto y de agua salada para hacer frente a lo que mis lágrimas demandan. Y es que, estoy tan cansada......cansada hasta de mí, de mi propio dolor, del ajeno ni hablamos.

de aquí hasta donde no has marcado....todo recto, sin humedades prosaicas ni lamentos añejos, hostias!!!!

cuándo vuelves a ser tú? si , incluso te echas de menos, serás gilipollas?

Nada, ni despierta! , ni levántate! , ni sonríe al día!, ni nada de eso. Si necesitaras oirlo no ahorraría ánimos, pero te jodes! Tú no eres de esas. O sigues o te jodes, no hay mano sobre el hombro.

Si, si , nunca quitaré razón al argumento asqueroso y aplastante pero , joder, es que cuando no se puede, no se puede...y ni mi puta conciencia que parece haberse leído todo los libros del misógino Freud, tiene poder sobre mí.

Rueda, puta vida, rueda. Un día te alcanzaré y demostraré que no eres tan poderosa.

lunes, 20 de agosto de 2007

Si tú quisieras....






Hoy no me apetece escribir mucho , aunque quiero dejaros una recomendación: el nuevo álbum de Efecto MAriposa titulado " Vivo en Vivo". Es una recopilación de sus mejores temas en su mejor directo. Creo que , hoy por hoy, no hay un grupo como este en España. Es un disco lleno de calidad por todos lados: música, letras, voces y de amigos invitados. Quién no ha cantado alguna vez, una canción de ellos? En serio, no os perdáis este disco. Es una joya. Y haced como yo: compradlo!!!!

Os dejo la letra de una de las canciones que seguro conocéis.

Si tú quisieras.

Me siento a tu vera,
y siento que duela, lo siento de veras
Y ahora al tenerte cerca
me he dado cuenta que te he perdido,
que ya no cuentas conmigo.
Que todo te sabe mal,
que no te lo crees,
que es más de lo mismo.

Hoy daría lo que fuera por tenerte a mi lado
por seguirte siempre si tú quisieras.

Tengo razones ya de sobra para andarme con historias
y es que te quiero y quiero estar contigo,
siento que nada más me importa
que me importas más que nada,
el camino que sigo empieza y acaba…
…contigo.

Si en tus ojos yo me miro
Si las palabras de tu boca, adivino…
¿por qué no estar contigo?
Siento sentirme tu amigo,
quiero dejarlo estar
me duele pensar lo que pudo haber sido .

Hoy daría lo que fuera por tenerte a mi lado
por seguirte siempre si tú quisieras.

Tengo razones ya de sobra para andarme con historias
es que te quiero y quiero estar contigo,
siento que nada más me importa
que me importas más que nada,
el camino que sigo empieza y acaba…
…contigo.

Cuantas cosas en mi vida cambiaría
cuanto mal que te ahorraria
si pudiera amor.

Loco de atar… por ti…
si tú quisieras…
si tú quisieras…

Tengo razones ya de sobra para andarme con historias
es que te quiero y quiero estar contigo,
siento que nada más me importa
que me importas más que nada,
el camino que sigo empieza y acaba…
…contigo.
…contigo…

Si tú quisieras…
Si tú quisieras…

martes, 14 de agosto de 2007

Autorretrato










Gracias Nati, por tu buen saber hacer en fotografía, por tus ganas y tu tesón.
Para tí es este relato porque tú lo has inspirado con tu foto.





Decidió que esa noche todo cambiaría, no estaba dispuesta a asumir más debilidades. Las adicciones son un signo de debilidad y ella nunca se había mostrado tan vulnerable como los últimos meses. Si había logrado llegar hasta allí, sería capaz de terminar lo que había venido a hacer.
El corazón le latía demasiado aprisa , le sudaban las manos y un hormigueo se había apoderado de su pie. La oscuridad le proporcionaba una falsa seguridad pero , al mismo tiempo, escuchar el latido de su propio corazón la ponía en alerta. La espera se estaba haciendo demasiado larga , o esa era la impresión que tenía. No deseaba estar en ese lugar más tiempo del necesario, olía a humedad, a madera vieja, a muerte fría y silenciosa. A noche esperada. Y esperaría. La adrenalina empezaba a ejercer y el cuchillo le temblaba en la mano izquierda, ni siquiera estaba segura de que estuviera en el sitio adecuado, Nadie la había visto ni la podían relacionar con aquel lugar. Empezaban a fallarle los nervios y ni siquiera podía fumar. POdía controlar , al menos, esa adicción pero no controlaba el deseo de terminar lo que había venido a hacer. No controlaba el deseo de matar.
Cómo había llegado a ese punto en el que no había , ni siquiera, intención de dar marcha atrás? Toda su vida había sido , casi , programada, exitosa , perfecta. Tenía más que cualquiera de sus conocidos o familiares, muchos la envidiaban y algunos la odiaban, de eso también era consciente y lo disfrutaba de una manera algo sádica. No todo había sido producto de su esfuerzo, algunas cosas se las había encontrado en el camino y habia estado en el momento adecuado en el que la suerte había esparcido algunos boletos premiados. Todo eso se desvanecía por segundos, sabía que nada sería lo mismo pero tampoco lo deseaba . Cómo podía haberse dejado arrastrar por aquella pasión enfermiza y descontrolada que estaba a punto de cambiar todo su universo?
Alguien había abierto una puerta, no sólo lo había escuchado, había sentido una leve corriente de aire fresco y húmedo en su nuca. O quizá era de nuevo la adrenalina...
Había llegado el momento y aun se preguntaba si sería capaz de hacerlo. No, no era eso, de aquello estaba segura pero no podía evitar sentirse excitada . Intentó recordar el procedimiento , la forma, la imagen que tantas veces había recreado en su imaginación y ahora, llegado el momento, sólo podía visualizar el trozo de escalera que tenía delante . Y , a cada pisada de su víctima que escuchaba,bajando inexorablemente su último tramo, sentía su corazón latir con fuerza en la garganta. Apretó el cuchillo y acercó su espalda a la pared. Lo haría, estaba allí para eso y no iba a permitir que el miedo la atenazara. Todo acabaría allí, en áquel rellano, en unos segundos. Había llegado el momento de su liberación.
Después de aquella noche nada sería igual.

viernes, 10 de agosto de 2007

Tengo tanta suerte




no debería estar triste por que una sola persona no me quiera, tengo tantas a mi alrededor que sí lo hacen y me lo demuestran constantemente.
Hoy me han vuelto a hacer un regalo. Me han regalado un cuento pero no un cuento cualquiera. Es un cuento que inunda el alma de sentimiento, de promesas, de deseos y de cosas por lograr todavía.



Tantas gracias he de darte " Luz de Cai".


Siendo muy pequeñita, menor que un grano de arroz, le dijo su sabio abuelo: "Alcanzarás la felicidad el día en que consigas beber un sorbo de agua salada. Pero no cualquiera, sino sólo aquella que esté siendo premiada con el blanco y puro reflejo de la luna llena".

Durante toda una vida, en cada noche de plenilunio nadó y nadó mar adentro con su vaso en la mano, esperanzada, hacia el horizonte. Al principio pensó que sería fácil. Pero por más que lo intentaba, no conseguía sumergir el envase allá donde ésta diluía su luz. Ni siquiera lograba acercarse. El travieso satélite, burlón, parecía divertirse a medida que ella avanzaba.

Muchos se mofaron de sus sueños. Intentaron hacerla desistir de su excéntrico empeño. La llamaron loca, inmadura, ilusa. Pero ella siguió fiel a su objetivo, segura como estaba de hallar con ello la alegría. Convencida de poder cambiar el mundo, su mundo.

Una madrugada, ya agotada, desesperada, humillada y esculpida por las crueles arrugas del tiempo, achicharrada por el sol y minada de recuerdos, abandonó el viejo envase, lleno de mar, en la orilla. Pensó que había desperdiciado su vida buscando un sueño imposible. Se embozó de arena y tomó su última ración de brisa yodada. Se rindió.

Cerró sus ojos para siempre justo en el momento en que el viejo envase se dibujaba una minúscula luna que flotaba radiante, con suavidad, sobre el agua salada.

Moraleja: si siempre buscas la felicidad en la misma dirección, no podrás ver si la has tenido siempre al alcance de la mano.