lunes, 2 de abril de 2007

La foto del salón

La foto del salón
Tengo una amiga que siempre pensó que Franco era su abuelo.
A Cristina le costó nacer, sobretodo por que hicieron lo imposible para que no saliera. Su madre ni los médicos que la atendieron durante el "no-embarazo", no supieron que estaba embarazada hasta que el feto se encontraba en su quinto mes de gestación. Éso y que además le proporcionaron durante esos cinco meses una serie de inyecciones ( imagino que hormonales ) con cierta regularidad, para provocarle la menstruaciión , hicieron la venida al mundo de Cristina , no sólo un feliz acontecimiento si no un verdadero milagro.
El abuelo de Cristina murió cuando ella no tenia edad para discernir qué es la muerte. Y , aunque pudiera echarle de menos , al no verle, tenía su foto, una foto enorme en medio del salón que presidía cualquier reunión o acto familiar. Su abuelo lucía un porte insolente, estirado, y aunque no guardaba ningún parecido con ningún miembro de su familia, áquel era su abuelo. Y si, áquel hombre era abuelo, pero no el de Cristina.

Muchos abuelos tuvieron ( y alguno aún lo tiene ) fotografías de Franco colgadas de sus salones. O de los reyes ( aunque la comparación sea odiosa ). Cada uno cuelga de sus paredes lo que le apetece ver cada día de su vida.
Y mi amiga, a falta de abuelo, adoptó como tal al fotografiado de la pared del salón en la casa de su abuela.

Todos necesitamos un abuelo,aunque sea imaginario, estático y con "cara-cartón"

Me produjo tanta ternura ,( con el fondo ácido del personaje, por supuesto ) ésta anécdota que se la pedí prestada a Cristina para contarla aquí.

Gracias Cristina. Un abrazo.
Hep

No hay comentarios: